Muchas veces enfrentamos situaciones difíciles; momentos en los que necesitamos una intervención De Dios; hay asuntos que solo la mano De Dios los puede resolver. En ese momento nos convertimos en demandantes de una intervención divina extraordinaria y poderosa, nos convertimos en solicitantes de un milagro de parte de Dios; algo que para los hombres es imposible pero que para Dios es posible.

En la Cruz del calvario Jesús proveyó una salida, El no sólo conquistó nuestra salvación , sino que conquistó cada uno de los milagros que necesitamos.

Siempre en toda situación contraria se hace necesaria la presencia de Dios y su ayuda para vencer problemas, cambiar circunstancias y salir victoriosos.

Cuando todas las soluciones humanas no han funcionado y el juego esta trancado, y dirigimos nuestra mirada y clamor a Él, estamos en la víspera de ver un Gran Milagro de Dios, una gran intervención divina a favor nuestro, a favor de quienes hemos creído y entendido que la solución puede venir solo de Él.

Es importante saber que Dios desea darnos nuestro milagro (Mateo 8:2). Que El espera las condiciones donde ese milagro lo Glorifique a Él (Juan 11:6) Que tu corazón sea agradecido de Él (Juan 17:11-19).

Hay un camino para tu milagro, ese camino es JESÚS!! Marcos 10: 42-56, en la historia de Bartimeo podemos verlo.

1)HAY QUE RECONOCER A JESÚS EN NUESTRAS VIDAS: Marcos 10: 47a. El oyó de Jesús, y de inmediato supo quién era.

Cuando conocemos a Jesús y entendemos que El es poderoso para suplir cualquier necesidad, que tiene el poder para cambiar cualquier situación, entonces el poder de Dios actúa a nuestro favor por medio de la Fe que depositamos en Jesús.

2) CLAMA A DIOS Y CONFÍA EN QUE ÉL PUEDE HACER UN MILAGRO Marcos 10:47b. comenzó a dar voces y a decir: !!Jesús, ¡Hijo de David, ten misericordia de mí!

¿A quién está clamando?, ¿en dónde estás buscando la solución para tu problema?, en donde estás buscando ese milagro que tanto necesitas?, en la ciencia, en el psicólogo, en el hombre? Solo Dios puede hacer que tu milagro se manifieste porque el poder es de El.

Cuando hay un clamor de Fe Jesús se detiene ante ti para darte tu milagro.No te acostumbres a las situaciones adversas, declara que son pasajeras y clama a Dios.En tu clamor esta la victoria porque tu clamor y tu oración hablan de tu Fe.

3) NO DEJES QUE CALLEN TU CLAMOR: Marcos 10:48. Y muchos le reprendían para que callase, pero él clamaba mucho más.

Muchas veces las mismas circunstancias contrarias, te dicen: “no vale la pena, déjalo ya así, es imposible no hay futuro para ti, esto no lo cambia nadie”. Que tu clamor sea más grande que la crisis que puedas estar viviendo.

Atrévete a creer en Jesús, a confiar absolutamente en El para recibir tu milagro

4) ¿SABER QUE NECESITAS?: Marcos 10:51. Respondiendo Jesús, le dijo: ¿Qué quieres que te haga? Y el ciego le dijo: Maestro, que recobre la vista.

Hay que identificar realmente lo que necesitamos, a veces nuestro estado actual es consecuencia de cosas que a simple vista no se ven, debemos pedirle al Espíritu Santo que nos guíe para saber realmente lo que necesitamos y no dejarnos llevar por nuestras emociones o deseos egoístas. Cualquiera en lugar de Bartimeo habría respondido a Jesús que necesitaba dinero, casa o comida. Pero Bartimeo sabía lo que realmente necesitaba. Había algo que Jesús podía cambiar en su vida, que haría que todo lo demás también cambiara. Por eso, Bartimeo pidió ser sanado de su ceguera.

Dios está dispuesto a bendecirte y a hacer un milagro en tu vida, pero tienes que ser como Bartimeo, reconociendo a Jesús, confiando en que él puede sanarte. Clama!! , pero solo aquello que realmente necesitas. ¡Identifica tu verdadera necesidad! .Tu milagro viene de camino. Levanta tu cabeza y mira al cielo con tus manos levantadas. Cree porque para DIOS nada es imposible.

Dice la palabra de DIOS en Mateo 19:26 Y mirándolos Jesús, les dijo: Para los hombres esto es imposible; más para Dios todo es posible.

Eres Llamado a creer, No desmayes, ni desesperes que tu milagro viene de camino. Cree y estarás viendo la gloria de DIOS manifestándose muy pronto.

Sigamos Clamando a Dios por Venezuela, y veremos el Milagro.