Es fundamental ser agradecido en nuestra intimidad con Dios, cuando eres agradecido a Dios por todas las cosas eso te lleva a conocerlo, en 1 de tesalonicenses 5:18 nos dice den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús. Efesios 5:20 Dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo. Debemos tener en cuenta dos cosas, discernimiento y equilibrio; debemos entender que Dios tiene el control de todo y nos corresponde ser agradecidos y dar gracia, porque es Él quien nos sostiene. Darle gracias a Dios implica más que palabras, ser agradecido es lo que moverá a Dios para él impactar fuerza en nuestras vidas. Si en medio de la situación difícil nos quejamos no podremos ver la mano de Dios. El ser agradecido es lo que nos dará las fuerzas para seguir adelante y nos ayudará a entender la voluntad de Dios.

Lo que nos aleja de ser agradecido LAS QUEJAS, amados si cada vez nos quejamos nos enfocamos en lo negativo, y no logramos ser agradecidos, la circunstancia de nuestro día muchas veces nos conlleva a quejarnos de todo, olvidamos que Dios Tiene el control de nuestro día y que Él siempre nos bendice, si tu enfoque esta puesto en las quejas jamás veras la mano de Dios a tu favor.

Dar Gracias Activa la Prosperidad Integral La prosperidad integral consiste en que podrás conseguir Paz y a su vez Bendición, en mateo 15:36 Jesús tomo siete panes y unos pescados y primero le dio gracias a Dios por los panes y pescados, los partió y se los fue dando a sus discípulos. Éstos a su vez, los distribuyeron a la gente. Jesús fue agradecido con el padre por lo que tenían en ese momento, aunque era poco agradeció y activó la multiplicación para aquellos que estaban a su alrededor. El ser agradecido abre puertas a la bendición, muchas veces nos olvidamos de los pequeños detalles de la vida que, aunque por parecer insignificantes no le damos gracias a Dios por ello. ¿Cuántas veces te acuerdas de darle las gracias a Dios por tu vida, tu salud, familia, trabajo, estudios, los alimentos? El hecho de que puedas cada día despertar es motivo de darle gracias a Dios, tu prosperidad integral depende mucho de cuanto tú seas agradecido.

Dar Gracias Prepara el camino para tu milagro Un claro ejemplo lo podemos ver en Juan 11:41 que nos dice: entonces quitaron la piedra Jesús alzando la vista dijo: Padre, te doy gracias porque me has escuchado. Ya sabía yo que siempre me escuchas, pero lo dije por la gente que está aquí presente, para que crean que tú me enviaste. Dicho esto, grito con todas las fuerzas: ¡Lázaro sal fuera! Él muerto salió con vendas en las manos y en los pies y el rostro cubierto con un sudario –quítese las vendas y dejen que se vaya – le dijo Jesús. Ahora veamos lo contrario a la gratitud. La ingratitud la podemos definir como: aquella persona que no reconoce el valor de un beneficio o favor, la ingratitud desagrada y menosprecia los beneficios adquiridos. La ingratitud es un derivado del egoísmo y como tal es reconocido como pecado es por este motivo por el cual Dios jamás usara a una persona ingrata para su Reino.

El pecado de la ingratitud 2 Timoteo 3:1 en este capítulo podemos apreciar que los últimos días veremos a muchas personas ingratos que aparentaran tener una conducta piadosa, pero su comportamiento desmentirá el poder de la piedad. Existen muchas personas que llegan a la iglesia humilladas, contristadas, sin casa, solteros(a) sin dinero totalmente quebrados y una vez que Dios los hace prosperar estos abandonan a Dios y se van nuevamente al mundo a gozar de los Benéficos que Dios les dio.

Causa Efecto y consecuencia en el Reino de Dios Muchos lo conocen como ley de acción y reacción; siempre habrá una causa que es Fundamento u origen de algo de allí viene el Efecto aquello que sigue por virtud de la causa y prosigue a una consecuencia que es el acontecimiento y resultado del efecto. Para cambiar un efecto debes cambiar la causa. En gálatas 6:7-8 No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará, el que siembra para agradar a su naturaleza pecaminosa cosechará destrucción; el que siembra para agradar al Espíritu del Espíritu cosechará vida Eterna. Aquí está la ley de causa y efecto, ya que de lo que siembras eso mismo segarás – el Reino de Dios opera bajo esta Ley. Las Personas Necesitan una verdadera causa para ser salvos y esta causa se llama JESÚS.

En Isaías 26:3 Dice al de carácter firme lo guardaras en perfecta paz porque en ti confía. La causa de confiar en Dios nos traerá el efecto de protección y una consecuencia que se llama Paz. La ingratitud puede ser una de las causas del porque estás pasando por problemas o inconvenientes, que a veces no entiendes; ten en cuenta que Jesús no pasa por alto la ingratitud, lo podemos ver en Lucas 17:11-19 Yendo Jesús a Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea. Y al entrar en una aldea, le salieron al encuentro diez hombres leprosos, los cuales se pararon de lejos y alzaron la voz, diciendo: !!Jesús, ¡Maestro, ten misericordia de nosotros! Cuando él los vio, les dijo: Id, mostraos a los sacerdotes. Y aconteció que mientras iban, fueron limpiados. Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios a gran voz, y se postró rostro en tierra a sus pies, dándole gracias; y éste era samaritano. Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero? Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado ¿Por qué no reconocemos que todo lo que tenemos se lo debemos a Dios? Vayamos al principio justamente cuando Adán estaba en el Jardín del Edén Dios le dio todo lo que el hombre puede necesitar, el tenia poder y privilegios, le dio una compañera y una cantidad de bendiciones, pero Adán se dejó llevar por el pecado de la INGRATITUD, él sabía y tenía el conocimiento de lo que Dios requería para ser obedecido, sin embargo Adán desobedeció a Dios y cuando fue confrontado llego a culpar al propio Dios por dicho pecado; fue completamente Egoísta e Ingrato Génesis 3:12 Adán le dice a Dios la mujer que me diste por compañera me dio de comer de ese fruto.

El Egoísmo nos conlleva a ser ingratos y a no reconocer nuestros propios errores; el pueblo de Israel tuvo muchas generaciones en cautiverio por los egipcios y una vez que Dios los liberta no pasa mucho tiempo cuando ellos ya querían nuevamente regresar a Egipto, muchas veces nos sucede esto también, llegamos a los pies de Cristo obtenemos el beneficio de la salvación, la prosperidad y nuevamente miramos al pasado y queremos regresar al mundo y muchos lo hacen, ejecutan la ingratitud de la cual está llena su corazón. Jamás olvides lo que Dios ha hecho en tu vida recuerda lo que eras antes de llegar a Cristo Jesús, muchos no teníamos ni identidad y nos olvidamos que Jesús nos dio gozo y paz en nuestro corazón.

El olvidar los beneficios recibidos es el peor enemigo de la gratitud. Seamos agradecidos con las personas que coloca Dios en nuestras vidas Dios coloca a personas que nos ayudan en los momentos más críticos de nuestra vida, acordaos de nuestras coberturas espirituales seamos agradecidos con nuestro Apóstoles, Pastores y líderes espirituales, nuestros hermanos en Cristo. Mantengamos la paz con ellos y dejemos de ver sus debilidades, errores y murmurar a sus espaldas, debemos de orar por ellos con un corazón lleno de Paz y recordar que no escoges a tu familia espiritual es Dios quien te inserta con la familia ideal, se agradecido con tus padres, tus familiares, aunque les veas fallas son tus padres, son la familia que Dios te dio; no andes buscando a otros solo debes mantenerte en gratitud y obediencia en la voluntad de Dios.

Venciendo la Ingratitud La manera de vencer la ingratitud es que todos los días de nuestras vidas sean de acción de gracias, ser agradecido no es una opción es un mandato. Debemos ser agradecidos por nuestro país, no nos enfoquemos en la crisis debemos cambiar las causas que han ocasionado tal crisis, esto es para los que son llamados, hay un gran trabajo por nuestra amada Venezuela, el unirte al Evangelio Cambia te da esa oportunidad de darle una causa positiva a nuestro país mediante la predicación del mensaje transformador de Jesús. Todo nos ayuda para bien y todas las cosas que nos suceden Dios las permite para que seamos fortalecidos, cuando nos enfocamos en Dios, Él nos Bendecirá y nos dará para bendecir a otros, la gratitud es algo que nace del corazón nunca debemos de olvidar que el agradecimiento ensanchara nuestro corazón, cambiará nuestra actitud y nos ayudara a reconocer todo lo que Jesús ha hecho en nuestra vida.

En conclusión, que nuestra oración diaria sea: ¡Señor que siempre podamos tener un corazón de gratitud a ti mi Dios! Que el agradecimiento sea la clave para ensanchar nuestras vidas, nuestra Iglesia, nuestra nación.