Proverbios 23:7 “Porque cuál es su pensamiento en su corazón, tal es él…”

De acuerdo a lo que este en tu mente así veras a Dios. Necesitamos entender, que piensa Jesús, Él es la cabeza. El que conoce los pensamientos de Jesús, conoce los pensamientos de Dios, entonces somos lo que pensamos y si pensamos cosas fuera de la voluntad de Dios, eso seremos, así que no seamos nosotros mismos quienes pisoteen lo que Dios piensa de nosotros.

Dios pensó al Hombre cuando soñó con la creación, estos pensamientos se hicieron realidad. Entonces, sí somos hechos a imagen y semejanza de Dios y los pensamientos de Él se hicieron realidad, ¿en qué estamos pensando nosotros?

2corintios 13:5 “ Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados?”

Debemos examinarnos a nosotros mismos, no a los demás. Dios nos pide que nos examinemos en nuestra fe y para eso Él permite circunstancias en nuestras vidas para poder aprender y experimentar a Dios y su amor. No podemos hablar de lo que no queremos vivir.

1. Dios Piensa de ti que eres una nueva Criatura.

2Corintios 5:17 “De modo que, si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.”

Somos nueva criatura, para lo cual no hay un método establecido, lo somos por medio de la Fe y nuestra relación con Jesús. En Cristo somos una nueva creación, por lo que El olvida nuestro pasado y nos muestra un futuro Glorioso. Toda persona que no nace de nuevo en el Espíritu, seguirá siendo igual.

2. Dios piensa de ti como un portador de su Justicia.

Muchos cristianos se han quedado en solo entender que somos salvos por Gracia, pero más allá de eso ahora somos gente Justificada peleando en contra de la iniquidad que busca desvirtuar el propósito de Dios en nuestras vidas.

3. Dios piensa de ti como un contenedor de su Imagen

Génesis 1:27 “Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.”

1ra Corintios 15:49 “Y así como hemos traído la imagen del terrenal, traeremos también la imagen del celestial.”

Cristo murió para vivir en nuestros corazones por eso Dios me ve como un contenedor de su imagen. Debemos ver a los demás también como contenedores de la imagen de Dios y entender que ahora contenemos la Justicia de Dios en nosotros y debemos establecer la Luz de Cristo a donde quiera que vayamos.

4. Dios piensa de ti como templo de su Espíritu Santo.

Debemos trabajar en nuestras vidas, para que Jesús venga a buscarnos ya que sin santidad nadie verá al Señor. Entendamos que Nuestros cuerpos no nos pertenecen, somos templo y morada de su Santo Espíritu, entonces, a Él le place que seamos llenos del Espíritu Santo.

Juan 15:5 “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.”

Dios nos ve como Pámpanos, como ramas, como extensiones de Él y depende de nosotros permanecer en El quien es la Vid. Si estamos pegados a Él, daremos frutos. Todo lo que hagamos pongámoslo a la luz de la palabra y al poner las cosas de Dios como prioridad, moriremos a nuestros deseos carnales.

5. Dios piensa de ti como cargador del Reino de Dios.

Lucas 17:21 “ni dirán: Helo aquí, o helo allí; porque he aquí el reino de Dios está entre vosotros.”

Dios nos ve como cargadores del Reino de los Cielos y por eso podemos establecerlo en cualquier lugar, pero depende de nosotros permitir o no, que el reino se establezca en nosotros.

6. Dios piensa de ti como un heredero y coheredero de Cristo.

Romanos 8:16-17 “ El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.”

Finalmente ¡El Padre nos ve como herederos de Él y coherederos con Jesús de su Gloria!