Mateo 6: 21 Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.

Los valores son principios que nos permiten orientar nuestro comportamiento en función de realizarnos como personas. Son creencias fundamentales que nos ayudan a preferir, apreciar y elegir unas cosas en lugar de otras, o un comportamiento en lugar de otro. Valores, actitudes y conductas están estrechamente relacionados. Cuando hablamos de actitud nos referimos a la disposición de actuar en cualquier momento, de acuerdo con nuestras creencias, y valores. Es decir, decidimos actuar de una manera y no de otra con base en lo que es importante para nosotros como valor. Decidimos creer en eso y estimarlo de manera especial. ¿Por qué es tan difícil formar valores? Porque, a diferencia de las normas, los valores son convicciones. Son comportamientos que decidimos con gusto y nos producen satisfacción. Las normas las podemos acatar a pesar de nuestra voluntad, pero los valores tienen el respaldo de nuestra voluntad.

Romanos 8:19 Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios.

Al llegar a un reino con valores ya definidos, de manera implícita asumimos aceptarlos y ponerlos en práctica. Es lo que los demás miembros de ese reino esperan de nosotros, lo que el Rey de ese reino espera de nosotros, y lo que los que no son de ese reino también esperan de nosotros.

Colosenses 1:16 Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.

En un Reino los valores son el marco del comportamiento que deben tener sus habitantes, y dependen de la naturaleza de ese reino (su razón de ser); del propósito por el cual existe (sus objetivos); y de su proyección en el futuro (su visión). Significa que, Jesús es el Rey, estamos en Su Reino y los valores de este reino son los válidos para el funcionamiento de cualquier nación, sociedad, familia e individuo. Porque todo fue creado por él y para él, todos los reinos de la tierra le pertenecen y él debe ser el Señor de todos.

No es válido pensar que no ser cristiano implica que no vives en el reino de Jesús. Vives, porque él es tu creador, pero como extranjero. Hasta que de tu propia voluntad decidas tomar la ciudadanía de este reino. Nuestra vida le pertenece, nuestra familia le pertenece, nuestro país le pertenece, Él debe reinar sobre nosotros.

Por esto los valores de Jesús, los valores cristianos son los únicos que pueden sacar adelante, a un individuo, familia y nación. Vivir de acuerdo a los valores de Jesús garantiza la paz y la prosperidad de cualquiera que los adopte como forma de vida, llámese matrimonio o familia, llámese empresa, sociedad, iglesia, o país.

LOS DOS VALORES MÁS IMPORTANTES

1. LA GENTE:

Mateo 9:36 Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor.

Jesús siempre respeto a la gente, porque la amo. Cuando se respeta a la gente no se le manipula, no se le engaña con mentiras sentimentales, no se le compra con un recurso, no se le obliga con amenazas, a estar a favor de una posición u otra.

La prioridad en el reino de Dios es la gente. Padre, Dios te ha entregado una familia unos hijos, que estás haciendo con ellos? Los estas multiplicando y haciéndolos crecer? Por qué hay tantos niños en condición de calle sin rumbo ni dirección, por la irresponsabilidad de unos padres que no asumieron el rol que Dios les entrego.

Líderes de la nación, de las comunidades, de las escuelas, de las iglesias: Dios ha entregado gente para que sean bendecidos por ti, ayúdalos a crecer y a multiplicarse. Que estás haciendo?

Líderes de la iglesia del Señor, Dios te entrego gente, que son talentos que debes multiplicar para el servicio de El. Servidor que estás haciendo con el líder que Dios te entrego? Lo estás criticando? Lo estás irrespetando? Es que te parece muy duro, la moda hoy en día es “no me gusta este líder” yo quiero escoger otro, por lo tanto dejo mi posición de servicio a Dios hasta que tenga el líder que yo deseo. Si sigues así, siempre tendrás el líder que tú escojas y no el que Dios te dé. Es como los padres, tu no los escoges, Dios te los da y punto; hónralos.

Vamos todos juntos a trabajar en el mismo sentido, con un mismo objetivo, sembrar los valores de Jesús en este país para que pueda ser bendecido y salir de la crisis en la que está sumergido.

2. JESÚS MISMO:

Cuando Jesús es lo más importante en nuestras vidas, todos nuestros valores estarán regidos por El, nuestra vida girará en agrandarlo a Él antes que a nada.

Lucas 1:38 Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra. Y el ángel se fue de su presencia. María arriesgo todo por Jesús hasta su vida y reputación.

2 Samuel 12:16 Entonces David rogó a Dios por el niño; y ayunó David, y entró y pasó la noche... 18 Y aconteció que al séptimo día murió el niño; y los siervos de David... y se lavó, y se ungió, y cambió sus ropas, y entró en la casa de Jehová y adoró. David oro creyó y alabó para que Dios sanara a su hijo, pero luego el niño murió; a pesar de esto David siguió creyendo y sirviendo a Dios aunque Dios no le haya dado lo que pidió, David tenia a Dios en primer lugar en su vida. El no salió corriendo, ni se fue, ni abandono todo, el permaneció fiel a su Dios a quien amo hasta el final.

Habacuc 3:17-19 Aunque la higuera no florezca, Ni en las vides haya frutos, Aunque falte el producto del olivo, Y los labrados no den mantenimiento, Y las ovejas sean quitadas de la majada, Y no haya vacas en los corrales; 18 Con todo, yo me alegraré en Jehová, Y me gozaré en el Dios de mi salvación. 19 Jehová el Señor es mi fortaleza, El cual hace mis pies como de ciervas, Y en mis alturas me hace andar. Habacuc reconoció la crisis y en medio de ella proclamó lo que Dios iba a hacer.

Daniel 3:15 5 ahora, pues, ¿estáis dispuestos para que al oír el son de la bocina, de la flauta, del tamboril, del arpa, del salterio, de la zampoña y de todo instrumento de música, os postréis y adoréis la estatua que he hecho? Porque si no la adorareis, en la misma hora seréis echados en medio de un horno de fuego ardiendo; ¿y qué dios será aquel que os libre de mis manos? 16 Sadrac, Mesac y Abed-nego respondieron al rey Nabucodonosor, diciendo: No es necesario que te respondamos sobre este asunto. 17 He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh rey, nos librará. 18 Y si no, sepas, oh rey, que no serviremos a tus dioses, ni tampoco adoraremos la estatua que has levantado. Esto tres jóvenes creyeron en la bondad de Dios, a pesar de la circunstancia que era contraria a ese creer, estuvieron dispuestos a que si no recibían lo que habían pedido de igual manera ellos seguirían creyendo y esperando por un mejor futuro.

Juan 1: 10 En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció. 11 A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. 12 Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios. Jesús no retrocedió ante el rechazo de la gente, sino que se esforzó por cumplir lo que su Padre le había solicitado. Para Jesús, lo más importante era hacer la voluntad de su Padre.

Cuando una sociedad en crisis cambia los anti valores que la llevaron a esa crisis por los valores cristianos la restauración y el progreso de esa sociedad son inminentes. Deja la queja, la incredulidad, déjate cambiar por Jesús y veras los cambios que estas esperando.

Sigamos sembrando los valores de Jesús vienen días de gloria para nuestra nuestras vidas, familia y país.