Un evento realizado el sábado 11 de junio del presente, en el cual más de 80 personas bajaron a las aguas dando así testimonio para el mundo de que Jesús cambia vidas para bien y para siempre.

Antes de la realización de estos bautizos el pastor Aquiles Salom dio una poderosa enseñanza a los participantes acerca de la importancia de este gran paso en donde se cumple con un poderoso principio de obediencia a Dios y su palabra; al mismo tiempo se determina seguir la vida de Jesús en amor, fe y esperanza, manifestando frutos dignos de arrepentimiento que nos mantienen seguros en Dios y en el servicio desinteresado hacia nuestro prójimo.

Al finalizar esta actividad un grupo familiar que se encontraba al lado del sitio del evento, se acercó y manifestó el deseo de conocer a Jesús y ser bautizados por El, a lo cual el pastor Aquiles Salom procedió a hacerles el llamado de salvación y ellos confesaron con sus labios recibir a Jesús como Señor y Salvador de sus vidas, luego fueron bautizados y añadidos a la iglesia de Jesucristo.

Muchos de los participantes manifestaron haber sido sanados y libertados de ataduras espirituales que les impedían servir a Jesús con libertad, realmente fue un día en que Dios manifestó su amor y bondad sobre las vidas de los presentes, marcando así destinos y llamados en el propósito que Dios quiere cumplir en todos aquellos que se atreven a creer y a confiar en El.

Compartir: