1 Timoteo 3:1-7 Palabra fiel: Si alguno anhela obispado, buena obra desea. 2 Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar; 3 no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro; 4 que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad 5 (pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?); 6 no un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo. 7 También es necesario que tenga buen testimonio de los de afuera, para que no caiga en descrédito y en lazo del diablo.

Muchas veces nos enfocamos en vivir de acuerdo a los roles que nos ha tocado desempeñar; como padres, como empresarios; como trabajadores o como pastores o líderes; pero en algunas ocasiones nos olvidamos de que lo principal en lo que debemos enfocarnos es en vivir como CRISTIANOS. Cuando alguien desea representar a Dios acá en la tierra; tiene un buen deseo; cuando hacemos un esfuerzo para servir a Dios y representarlo frente a nuestro entorno estamos haciendo bien; pero el Apóstol Pablo dice que es necesario que el que desea representar a Dios tengas las características que Dios anhela. Muchos nos quedamos en el buen deseo pero debemos ir más allá; tenemos que enfrentar las limitaciones que viene a nuestra mente al hacernos creer que no podemos, que no somos capaces, que no lo lograremos. Es necesario que cada paso que demos como Cristianos lo corroboremos con nuestros actos, con nuestros hechos.

Debemos escribir nuestras vidas basados en los sueños que Dios tiene con nosotros.

Estamos llamados a ser imitadores de lo bueno, por eso Pablo le decía a la iglesia de Corinto que era necesario que si anhelamos representar a Dios debemos andar y vivir de acuerdo a los principios y verdades de EL. Como podemos salir de las crisis? Es esta la manera, ser fieles a quien nos llamo, es necesario que todos los que representemos algo o a alguien seamos irreprensibles, seamos ejemplo y andemos en integridad ya que estas cualidades representan a Dios. Nunca podremos al llegar a representar a Dios si no anhelamos ser como El es. Si queremos representar a Jesús en esta tierra, miremos su ejemplo, veamos el ejemplo de hombres y mujeres De Dios que imitan a Jesús y sigamos su ejemplo. Dios desea que su amor sea extendido acá en la tierra, entonces es necesario que hagamos lo mismo; Dios nunca quiero borrar la tierra por el pescado del hombre más bien aporto la solución para lograr la redención del ser humano; así mismo debemos nosotros, no ser condenatorios ni cuidadores sino más bien gente que ama y que ayuda a otros a amar a Dios. Nuestros deseos se deben acomodar a los deseos De Dios; debemos morir a los malos hábitos que podamos tener en nuestras vidas, renunciar a ellos y a través de la disciplina y nuestra relación con nuestro Padre celestial, lograr cambiar esos hábitos que nos alejan de ser dignos representantes de Cristo, dignos Cristianos.

No nos neguemos a tener los hábitos de Jesús : Qué hábitos tenía Jesús?

1) Orar: Marcos 1:35 Jesús tenía intimidad con su Padre a través de la oración personal. Hechos 1:14. Ese tiempo de oración es el que te va a dar el carácter para resistir los momentos difíciles.

2) Hablar Vida: un cristiano no puede estar hablado siempre de muerte, de la necesidad o de la crisis que tiene; no debemos estar dando lastima porque Dios tiene cosas grandes para cada uno de nosotros. No mendiguemos a nadie lo que solo Dios puede suplirnos. Jesús siempre habla vida, (Proverbios 18:21) .Comencemos a hablar de lo que Dios está haciendo hoy. Comencemos a decirle al mundo que si se puede ser Cristianos en medio del desierto.

3) Leer La Biblia: Jesús conocía la palabra al punto que sabía todo lo que decía acerca de Él mismo. (Salmo 1:1-2 ) La Palabra De Dios es Su Voluntad; como la conoceremos si no leemos su palabra, cómo aprenderemos a ser Cristianos si no leemos y conocemos los principios de conducta y de vida de Cristo que se encuentran en la biblia, leerla es aprender, valorar lo que Dios dejó para mi. Lo que te alimenta a ti es lo que tú puedes dar de alimento a otro.

4) Congregarse: Un verdadero cristiano se congrega regularmente. Hebreos 10:25, el mismo Jesús enseñó ente principio porque lo practicaba como hábito en su vida. El congregarnos es ese “mejor son dos que uno”, allí nos exhortamos, nos animamos, nos ayudamos y nos consolamos en amor.

5). Ser guiados por el Espíritu Santo. (Galatas 5:16) Los Cristianos somos guiados por el Espíritu Santo; no por nuestras emociones o sentimientos; sino por Dios mismo; entonces déjate quien por El, quien te enseñará cómo responder, cómo vivir, cómo transitar por esta tierra en victoria. Jesús es el mayor ejemplo de esto.

6) Ser Luz: esto debe ser habitual en nosotros, donde usted llegue sea luz no oscuridad; Dios es luz y nosotros debemos brillar con su resplandor para influenciar a otros a que busquen y amén a Dios. Que tus hechos reflejen La Luz de Cristo. Ser útiles para Dios levantando a otros. Vivamos como Cristo vivió en esta tierra... esto enseñará a otros lo que es el verdadero cristianismo.La clave del éxito es vivir día a día como Cristianos!!!